alt

AGENCIA

El mundo de las agencias es complicado. Hay de todo. Mucho personaje con aires de celebridad diciendo que los clientes no entienden nada. Creativos que hablan de estrategia -todo les parece “estratégico”- sin captar realmente qué mueve la aguja en el negocio del cliente. Piensan con cabeza de premio y sólo para audiencias multitudinarias. Existen agencias buenas, pero son las menos.

Al grano con lo nuestro. Primero, nos motivan los clientes inteligentes (no los que compran espejitos de colores). Trabajamos generalmente con multinacionales, pero también con pymes que quieren despegarse y jugar otra liga. Segundo, no buscamos ser los únicos vivos de la mesa. Siempre llevamos nuestras ideas -nos llaman para eso- pero si el cliente ya tiene una, la trabajamos para darle vuelo. Equipo de verdad cliente-agencia. Tercero, nos enfocamos en crear un sistema de marca bien armado, una campaña potente, un evento atractivo, una movida interna contagiosa, etc. Re-sul-ta-dos. Eso es lo que buscan clientes como Roche, Sanofi, Mercedes-Benz, Bagués, Equifax, Gleba, Casamira, Famiq, Intek, Microjuris, Remax, Tetra Pak, Thomas, Simplia y Shell.

El arco iris de servicios es prácticamente infinito; el límite lo marcan los objetivos y desafíos de los clientes. Nos plantean un problema y disparan una de nuestras preguntas favoritas: "Chicos, ¿qué se les ocurre?" Y ahí vamos. Desde bautizar y posicionar una compañía de cero producto de una fusión de 5 empresas, hasta armar los pines de una convención de ventas para 1.600 personas, pasando por el asesoramiento al #1 de un cliente para el desarrollo de la planificación estratégica anual o el diseño de laboratorios intensivos para optimizar la gestión de equipos, cruzando herramientas de management, comunicación y creatividad. Más que "prácticamente", infinito de verdad.  

Para todo eso se necesita Mastercard. En nuestra jerga, un servicio DPM. Si querés saber qué significa esta sigla (mucho más que tres letras), encantados.